14.2.09

TANTAS VECES ¡ADIÓS! DE LUIS ZAMBRANO ROJAS


Por Fernando Chuquipiunta Machaca

Desde hace unos días está en las librerías de Puno, el poemario Tantas veces ¡Adiós! (LagOculto Editores & Hijos de la Lluvia), la más reciente entrega del escritor Luis Zambrano Rojas. Resultado de un trabajo silencioso y fecundo, en la que sus glosas rimadas serpentean las situaciones sociales, por la dura realidad y el deseo de abolir el dolor humano, el tiempo y la muerte. Su inconfundible voz representa un ciclo renovador en que la poesía latinoamericana busca tomar distancia de figuras como César Vallejo, y del propio Octavio Paz, además de ser un retrato de la época actual. Tan pesimista visión de la realidad le produce, entre otras cosas, el maltrato que le da el ser humano a la naturaleza. Pero no sólo eso. Luis Zambrano Rojas afirma en su libro de versos, que las personas han dejado de expresar amor y cariño, no solamente hacia la pareja, sino hacia Dios, y eso le permite luchar, dentro de esta sociedad necrofílica. Pero, sus versos cautivantes de Luis Zambrano, se puede repetir sin fatiga, se puede decir al revés, tan rápido como fuera posible. O demasiado despacio. También puede usarlas para las musas, e inventarlas sus sílabas o sus acentos. Que sencillamente se dibujan el rostro de un recuerdo, las desventuras de un te quiero en la boca del blasfemo. Muy pocos libros como Tantas veces ¡Adiós! forman una visión del mundo, educan y contribuyen para entender que la poesía no es una pérdida de tiempo en este mundo sórdido y amorfo, no es un desperdicio del intelecto, ni una entelequia espiritual mal retribuida, sino que la poesía es útil de muchas maneras, pero sobre todo es instrumento para observarnos a nosotros mismos, como expresa el poeta chino Gao Xingjian. Sin embargo; Thomas Stearns Eliot, dijo que el poeta no inventa nada: rinde evidente la realidad que nos rodea, pues en Luis Zambrano se refuerza esta misión, en tres susceptibilidades: desamor, desencuentro, soledad, aunque no posee un carácter nostálgico, sino más bien lúdico y premeditado por la orbe sideral. En suma, Tantas veces ¡Adiós! es un vademécum de sumo interés, tanto por sus logros poéticos como por ser testimonio de un importante momento de la poesía moderna.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...