28.1.09

LA FERIA DEL LIBRO DE TRUJILLO ABRIÓ SUS PUERTAS Y MARIO VARGAS LLOSA RECIBIÓ LAS LLAVES DE LA CIUDAD


La 4ª Feria del Libro de Trujillo abrió sus puertas a las 6:15 pm para darles la bienvenida a personas que se congregaron con 2 horas de anticipación en los alrededores del Complejo Mansiche, formaron una larga fila, y su ingreso a los organizadores les parecía interminable. La convocatoria masiva de 6 mil quinientas personas era el inicio ideal que respondía al esfuerzo de organización de 8 meses de trabajo ininterrumpido.

Esta tarde se dieron cita en un ambiente de euforia y alegría familias enteras, amigos, voluntarios, editorialista y expositores, quienes desde tempranas horas montaban en sus aparadores con especial cuidado y vistosidad los libros que traían a ofrecer al público trujillano.

De pronto un vistoso pasacalle irrumpió por el pórtico de ingreso, se trataba del colectivo de artistas Arte Urbano, quiénes representaban a un dragón danzante, la dama de Cao y su séquito. Esto motivó aún más al público. Así se fue configurando el escenario perfecto de este evento.

Los primeros aplausos se hicieron escuchar cuando Mario Vargas Llosa, el invitado de honor, se presentó acompañado por su esposa Patricia. Inmediatamente fue rodeado por el público, los periodistas y el personal de seguridad. Quienes se dirigieron al auditorio “César Vallejo” para dar inicio a la ceremonia.

De este acto participaron el alcalde de Trujillo, César Acuña; la directora del Instituto Nacional de Cultura, Cecilia Bákula; la presidenta de la Cámara Peruana del Libro, Gladys Díaz; el presidente de organización de la feria, Christopher Acosta; y la presidenta de la Asociación Trujillo Arte y Literatura (ATAL), Adriana Doig Manucci.

Durante la ceremonia de inauguración Christopher Acosta dedicó unas palabras sobre lo que sentía en esos momentos: algo especial ocurre cuando luego de ocho meses de planear una gran fiesta, de bosquejar planos y diseñar programas, de pronto te encuentras frente a un gran auditorio, y ya no sobre un papel.

Y sobre el valor de esta Feria añadió, la organización mide en cifras varios de los resultados del evento, sin embargo hay uno, intangible, que dice mucho de lo que Trujillo y sus habitantes ganan durante su realización: el conocimiento que significa que miles de nuevos libros ingresen a las bibliotecas trujillanas, formando nuevos lectores y con ello ciudadanos más críticos y de mayores horizontes.

A su turno, la presidenta de ATAL, Adriana Doig Mannucci dijo que organizar la FLT era como correr una maratón […] cuando llega el día de la inauguración todo parece cobrar vida y tener sentido.

Por su parte el alcalde de la ciudad, César Acuña Peralta tuvo elogios para la organizadora y refirió que esta Feria debe servir para recuperar lo que Trujillo siempre ha sido, capital de la cultura. Luego de sus palabras de afecto y admiración al novelista distinguió a Vargas Llosa otorgándole las llaves de la ciudad y diploma de honor.

Para sorpresa de todos, el laureado escritor rompió el protocolo, subió al estrado y dirigió un mensaje al público, expresando su agradecimiento por el reconocimiento municipal me emociona pero no sorprende la noble virtud de la amistad y lo generosos que son los trujillanos con quienes los visitan, indicó.

Tuvo, también, palabras de reconocimiento para Adriana Doig su idealismo, generosidad y voluntad como gestora de la Feria del Libro. Su iniciativa ha sido secundada por el pueblo trujillano. Desde entonces, el entusiasmo no ha hecho más que crecer. La feria es cinco veces más grande que cuando empezó. Es una realidad que debe alegrarnos.

En el marco de la ceremonia inaugural los aplausos y la gratitud de los trujillanos se hicieron escuchar en este espacio público, que reafirma una forma de ser más ciudadanos y más libres.

Oficina de Prensa ATAL (prensa@atalperu.org)

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...